Pau Martinez

[…] Es como cuando tus audífonos se enredan, para empezar, te desesperas por todo el desastre y conforme vas desenredando probablemente piensas que igual no vale la pena, que simplemente podrías dejarlos así como están y ponerte a hacer otra cosa. Sin embargo, las personas que están contigo te alientan a que continues y llegues al final a desenredar esa maraña de ideas. Especialmente en un país en donde la educación es considerada como un lujo y no como una necesidad. Deseo ansiosamente poder continuar en el viaje de emprendimiento.

Melisa PérezPau Martinez